El PP denuncia que las ayudas para 4.000 cuidadores alaveses llevan congeladas 5 años y pide subirlas un 25%

  • Ana Morales, portavoz adjunta del grupo popular en las Juntas Generales de Álava: “La Diputación de Álava debe cuidar mejor a los cuidadores porque son un pilar imprescindible para mantener en su domicilio a las personas mayores, con dependencia o discapacidad”
  • Los populares consideran que la decisión del Ministerio de permitir además cuidadores que no sean familiares es una oportunidad para impulsar esta ayuda económica con un aumento importante en las cuantías
  • Ha registrado una iniciativa con esta propuesta en las Juntas Generales de Álava

27 de octubre de 2023.- En Álava son ya cerca de 4.000 familias las que cobran la Prestación Económica para Cuidados en el Entorno Familiar (PECEF), que contribuye a cubrir los gastos derivados de atender a una persona con dependencia por parte de un cuidador de su entorno familiar. “A pesar de que estas familias suponen el 30% del total de las personas que tienen dependencia en Álava y que es la ayuda económica con mayor número de perceptores, el gobierno foral del PNV mantiene congelada esta prestación desde hace cinco años”, así lo ha explicado la portavoz adjunta del grupo popular en las Juntas Generales de Álava, Ana Morales.

Morales ha recordado que, “precisamente, la última ocasión en que se subió el importe de esta ayuda económica fue también a raíz de una propuesta del Partido Popular recogida en el pacto presupuestario de 2018”. Para la portavoz adjunta del PP, “la Diputación tiene que cuidar mejor a los cuidadores porque son un pilar imprescindible para mantener en su domicilio a las personas mayores, con dependencia o discapacidad”. Por ello, el PP ha pedido al gobierno foral una subida inmediata de 25% en las cuantías, “para contrarrestar el importante incremento de la inflación y poner en valor el trabajo de las familias cuidadoras”, ha señalado Morales.

En concreto, las cuantías de grado 1 que actualmente están en 185 euros al mes, pasarían a ser 231,25 €, 555 euros más al año. Las de grado 2 se incrementarían hasta los 411,25 € al mes -987 € al año-, ahora se sitúan en los 329 € al mes. Y, por último, las de grado 3 que, gracias a la propuesta del PP, pasarían a recibir de 482 € a 602,5 € al mes, 1.446 euros al año.

Y es que se trata, según ha explicado la procuradora popular, de la única de las tres prestaciones de la Ley de Dependencia que se mantiene congelada en Álava desde hace tantos años; a pesar de que el Ministerio de Derechos Sociales y el resto de comunidades autónomas han actualizado las cuantías en varias ocasiones durante estos años (la última en julio).

En este último Decreto del Ministerio se permite, además, la posibilidad de que estos cuidadores no tengan vinculación familiar con la persona con dependencia, siempre que convivan en el mismo domicilio. A juicio de Ana Morales, “este cambio abre una nueva oportunidad para impulsar esta ayuda económica, que contribuye al mantenimiento de las personas mayores o con discapacidad en su hogar, una opción preferida por las personas más vulnerables”.

El Partido Popular ha registrado en las Juntas Generales de Álava una moción solicitando este incremento y poner fin, de este modo, al agravio comparativo que supone incrementar el resto de prestaciones y mantener congeladas las prestaciones económicas de estas familias.

El PP alavés pide incrementar las prestaciones para personas con dependencia, congeladas hace 5 años 

  • Propone aumentar un 10% las vinculadas al servicio y un 8%, las relacionadas con el cuidado en el domicilio a las familias con dependientes, ahogadas por la inflación
  • Señala que la propuesta será una de las “líneas rojas” para la negociación de los Presupuestos alaveses

4 de noviembre de 2022.- El PP de Álava ha demandado hoy actualizar un 10% la cuantía de las prestaciones vinculadas al servicio para personas con dependencia y un 8% la prestación para cuidados en el entorno familiar. Ha vinculado su propuesta a la negociación de los Presupuestos alaveses y ha advertido de que mientras las ayudas llevan congeladas 5 años –desde enero de 2018–, durante ese tiempo el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ha incrementado un 15,1%.

Las procuradoras Ana Morales y Marta Alaña han comparecido hoy para informar de que situación de las personas con dependencia en Álava la actualización y el incremento de las prestaciones que perciben serán “una de las líneas rojas” a la hora de analizar el proyecto de Presupuestos de la Diputación foral. 

En palabras de Alaña, en el territorio hay 12.187 personas con dependencia “que necesitan de la asistencia de una tercera persona en mayor o menor medida, dado que no gozan de autonomía total”. De este colectivo, ha explicado, 1.149 reciben una prestación económica vinculada al servicio, que se emplea en su mayor parte para sufragar los costes de una residencia o centro de día privados cuando la Diputación no puede procurar una plaza pública. Y más de 3.600 la reciben para procurar cuidados a sus familiares con dependencia en su domicilio

Según ha ejemplificado, “en la actualidad el coste que deben afrontar las familias para permitirse una residencia privada oscila entre los 1.900 y los 3.000 euros, mientras que la cuantía máxima actual proporcionada por la Administración es de 1.030 euros en el mejor de los casos”. 

En cuanto a la prestación para cuidados en el entorno familiar, en Álava hay 3.658 personas que la perciben. “Hay que dignificar los cuidados en el entorno familiar. Son muchas personas con dependencia que desean seguir cuidados en su domicilio. Es una importante función social”, ha advertido Ana Morales. “Planteamos un incremente del 8%, como mínimo, con lo que queremos paliar la pérdida de calidad de vida que sufren muchas familias con motivo del aumento de la inflación y del coste de la vida”, ha incidido.

Los ‘populares’ alaveses han informado de que estas partidas llevan congeladas desde 2018, cuando sufrieron una actualización gracias a una enmienda del PP a los Presupuestos de aquel año, que conllevó que se actualizasen un 3%. “Desde entonces, a pesar de que la Diputación ha tenido los presupuestos más altos de la historia, el PNV ha mantenido congeladas estas prestaciones”, han afeado.

El PP alavés ha argumentado que mientras las prestaciones han permanecido congeladas, el IPC ha subido desde enero de 2018 hasta ahora un 15,1%. “La situación económica es muy delicada para las familias alavesas” y Álava debe “seguir siendo un referente en atención a personas con dependencia; se trata de que se fijen las prioridades de atención a los colectivos más vulnerables”, ha zanjado.

Los ‘populares’ han resaltado que la Diputación foral “tiene que poner fin a esto”, porque “mientras la recaudación alcanza cifras record, la inflación está asfixiando a las familias con personas con dependencia”.