El PP alavés pide intensificar medidas anti-Covid en las residencias ante la grave expansión del virus en China

  • Advierte del “riesgo” para mayores y personas con discapacidad generado por los brotes de la enfermedad en el país asiático
  • Asegura que “la Diputación foral debe demostrar que ha aprendido de los errores cometidos durante la primera ola”

30 de diciembre 2022.- El PP alavés ha pedido hoy a la Diputación foral de Álava que intensifique las medidas anti-Covid en residencias y active protocolos de prevención para proteger, sobre todo, a mayores y personas con discapacidad ante las informaciones que llegan de China, donde se está produciendo una grave expansión de la enfermedad. 

Lo ha solicitado la portavoz adjunta del PP en Juntas Generales, Ana Morales, que ha resaltado la importancia de establecer e impulsar medidas de prevención y control en las residencias de mayores “ante el evidente riesgo que existe de nuevas variantes más peligrosas a raíz de lo que esta pasando en China” y “para evitar que Álava vuelva a liderar las peores cifras de transmisión”.

Según ha apuntado Morales, la Diputación “no puede dormirse en los laureles, como ocurrió en la primera ola”. Urge, ha apuntado, que el Gobierno foral “lidere la protección a los mas vulnerables”.  

“La Diputación tiene que demostrar que aprende de los errores y que no va a rebufo de los acontecimientos, como sucedió durante la gestión en la primera ola de la enfermedad, cuando la tardanza en actuar dejó a los mayores desprotegidos”, ha zanjado.

El PP alavés logra que las JJGG exijan mejoras en el respiro de cuidadores de personas con discapacidad 

  • Los ‘populares’ consiguen que, por unanimidad, se reclame a la Diputación que analice cambios en la normativa de las ayudas para posibilitar un mayor uso en nuevos programas de respiro 
  • El acuerdo busca aumentar plazas de cortas estancias y mejorar el modelo de atención en residencias 
  • Agradece el interés mostrado por los grupos ante la iniciativa ‘popular’ y advierte de que será “exigente a la hora de controlar el acuerdo” 

26 de octubre 2022.- El PP de Álava ha logrado hoy que las Juntas Generales alavesas exijan por unanimidad a la Diputación foral mejoras en las ayudas y en los programas para el respiro de cuidadores de personas con discapacidad y sus familias dentro del programa Zainduz. 

La procuradora ‘popular’ Marta Alaña ha expuesto que el acuerdo impulsado por el PP alavés defiende aumentar las plazas de cortas estancias de respiro y mejorar el modelo de atención en residencias y viviendas con apoyo, en virtud de las necesidades expresadas por las familias. Todo, ha argumentado, con la pretensión de potenciar el desarrollo de habilidades y competencias de las personas con discapacidad y su desarrollo en el entorno comunitario. 

El pacto alcanzado también defiende analizar cambios que posibiliten modificar el decreto que regula la prestación económica vinculada al servicio destinada al respiro de las personas cuidadoras, para que sea posible sufragar con esa partida nuevos programas. Como ejemplo de ellos, desde el PP alavés han destacado “los programas de respiro que promueven las asociaciones de discapacidad, mucho más ambiciosos”. 

Del mismo modo, a raíz del acuerdo apoyado por todos los grupos, se pretende que la Diputación inicie una reflexión conjunta con el tercer sector del ámbito de la discapacidad sobre los programas de respiro en Álava. 

Alaña ha resaltado que “hablamos de cuidadores de personas con discapacidad, y además dependencia, algo más de 3000 familias en Álava. Más de 3.000 personas que necesitan la asistencia y el cuidado de una persona de su entorno para todas o casi todas las actividades de la vida diaria; como vestirse, asearse, comer o desplazarse”. 

Y ha añadido que con la iniciativa promovida por el PP alavés “no se pide caridad cristiana ni beneficencia, sino que se cumplan y se dé respuesta por parte de la Diputación a lo que está configurado como un derecho subjetivo en la Ley vasca de servicios sociales”. “Un respiro necesario y fundamental para las personas cuidadoras al que tienen derecho, para poder disfrutar de algo de ocio, autocuidado y desarrollo personal”, ha apostillado. 

Según ha explicado, las prestaciones vinculadas al servicio para respiro de la Diputación foral orientadas a costear el descanso de cuidadores no profesionales de personas con dependencia y discapacidad son “papel mojado”. El motivo: “No existe iniciativa privada a la que acudir para procurar una estancia a esas personas con discapacidad”. Prueba de ello, ha apuntado, es que en los dos últimos años sólo siete personas han beneficiado de esta ayuda. 

Por esta razón, ha incidido en la necesidad de que los posibles destinatarios de la ayuda de 137 euros diarios para jornadas de respiro de cuidadores prevista en el programa Zainduz puedan utilizarla en programas organizados y definidos por el tercer sector del ámbito de la discapacidad. 

La procuradora del PP alavés ha agradecido el interés de los grupos y el acuerdo al que se ha llegado. “El punto de partida del PP era más ambicioso, pero lo que se va a conseguir aquí es más de lo que pretendía el Gobierno foral”, ha matizado para, a renglón seguido, añadir que el PP alavés será “muy exigentes a la hora de controlar este gran acuerdo”. 

Si bien ha destacado que el programa Zainduz no está cumpliendo todos sus objetivos, ha expresado que desde el PP alavés “no se critican los programas que hay”, sino que se propone mejorarlos e ir más allá porque la necesidad es grande”. 

El PP alavés denuncia que las ayudas para el descanso de cuidadores de personas con discapacidad son “papel mojado”

  • Reclama que la prestación vinculada al servicio de 137 euros dirigida a sufragar jornadas de respiro pueda ser utilizada en programas organizados por el tercer sector del ámbito de la discapacidad
  • Advierte de la inexistencia en Álava de iniciativa privada que proporcione lugares y programas adecuados a personas con discapacidad en los que disfrutar de las ayudas para el respiro del programa Zainduz, que prometían 15 días de respiro gratis para los cuidadores

24 de octubre 2022.- El PP de Álava denuncia que las ayudas de la Diputación foral orientadas a sufragar el descanso de cuidadores no profesionales de personas con dependencia y discapacidad son “papel mojado” y advierte de que en 2021 y 2022 sólo siete personas se han beneficiado de ellas. Por todo, ha solicitado que los destinatarios de la ayuda de 137 euros diarios para jornadas de respiro de cuidadores puedan ser utilizadas en programas organizados y definidos por el tercer sector del ámbito de la discapacidad.

“En este momento no hay lugares para poder disfrutar de ese respiro adecuado a personas con discapacidad; algo que deja en papel mojado la ayuda de 137 euros al día ofrecida para este fin por el programa Zainduz”. Marta Alaña, procuradora del PP en las Juntas Generales de Álava

Así lo defenderá en el pleno del próximo miércoles de Juntas Generales alavesas el grupo ‘popular’ que, por boca de la procuradora Marta Alaña, ha advertido hoy de la necesidad de cambiar la normativa tras la constatación de que las ayudas del programa Zainduz, de apoyo a quienes cuidan de manera no profesional de personas con dependencia, no puede ser usadas de facto para promover el descanso entre quienes se hacen cargo de personas dependientes con discapacidad y enfermedad mental. 

Tanto es así, han apuntado en el PP alavés, que aun habiendo en el territorio 22 mil personas con discapacidad –6300 con discapacidad intelectual y más de 3000, con discapacidad intelectual y algún grado de dependencia– sólo siete personas se beneficiaron en 2021 y 2022 de las prestaciones vinculadas al servicio orientadas al respiro; cinco en 2021 y 2 en lo que va de 2022.

Según ha expuesto Alaña, “en este momento no hay lugares para poder disfrutar de ese respiro adecuado a personas con discapacidad; algo que deja en papel mojado la ayuda de 137 euros al día ofrecida para este fin por el programa Zainduz”. “No existen recursos donde poder ir con esos 137 euros”, ha apostillado.

La solución, han señalado desde el PP alavés tras una constante y fluida interlocución con el tercer sector, pasa por modificar la normativa para que esa ayuda orientada a jornadas de descanso adaptadas a todas las edades de personas con discapacidad pueda estar destinada a sufragar programas organizados, impulsados y definidos por las asociaciones de discapacidad.  

El PP denuncia que Diputación ha recortado en las subvenciones del bonotaxi y los productos de apoyo como sillas de ruedas

  • Mientras el IPC del 2021 ha subido un 6,5%, las tablas que fijan los límites de renta para estipular el porcentaje de subvención del bonotaxi han bajado un 0,5%.
  • Además, la Diputación ha endurecido los requisitos y muchas familias afectadas renuncian a solicitar la ayuda. 
  • Diputación ha sumado un nuevo recorte a las familias con alguna persona con discapacidad. 
  • El PNV sigue dejando fuera del bonotaxi al 75% del colectivo de la parálisis cerebral.
  • La justicia ha sentenciado que la Diputación está obligada a incluir en el programa de bonotaxi a los dependientes de grado 3 en residencias, porque las había excluido de forma arbitraria. 
  • La cantidad máxima que se subvenciona por los productos de apoyo lleva congelada desde 2015. 
  • Marta Alaña, procuradora Populares Alaveses en Juntas Generales de Álava: “Por mucho que el PNV se escuda en que los servicios sociales en Álava mejoran y son de calidad, esto es una prueba de que la realidad no es así. Las familias de personas con discapacidad cada vez están peor”.
  • El PP ha presentado una moción para revertir esta situación que se debatirá mañana en el Pleno de las Juntas Generales de Álava. 
Marta Alaña, procuradora Populares Alaveses en Juntas Generales de Álava

24 mayo 2022.- El PP ha denunciado que la Diputación Foral de Álava ha recortado en las subvenciones del bonotaxi y en la compra de los productos de apoyo como sillas de ruedas, andadores o camas articuladas, entre otros. Así lo ha manifestado la procuradora de Populares Alaveses en las Juntas Generales de Álava, Marta Alaña, que esta mañana ha desvelado que “mientras el IPC del 2021 ha subido un 6,5%, las tablas que fijan los límites de renta para estipular el porcentaje de subvención del bonotaxi han bajado un 0,5%”. Además, Alaña ha añadido que la Diputación ha endurecido los requisitos y muchas familias afectadas incluso están renunciando a solicitar la ayuda, “la gente no se presenta porque cada vez los requisitos son más altos y las cuantías a recibir menores”. “Es sin duda un nuevo recorte a las familias con persona con discapacidad, en vez de ayudar a los colectivos más vulnerables, les ponen más palos en las ruedas”, ha sentenciado. En Álava, el colectivo de personas con discapacidad es de aproximadamente 20.000 y dependientes 11.000 personas en territorio alavés.

Según ha señalado la procuradora popular, “por mucho que el PNV se escuda en que los servicios sociales en Álava mejoran y son de calidad, esto es una prueba de que la realidad no es así. Las familias de personas con discapacidad cada vez están peor”.

Respecto al bonotaxi, dirigido a personas con problemas de movilidad para la utilización del servicio de taxi como medio alternativo de transporte, “que en Álava son 500 beneficiarios pero podría haber más”, Alaña ha desvelado que la justicia ha sentenciado que la Diputación está obligada a incluir en el programa de bonotaxi a los dependientes de grado 3 en residencias, “porque las había excluido de forma arbitraria”. Además, la institución foral lleva un retraso de cinco meses para resolver las ayudas, lo que perjudica a los usuarios, y sigue dejando fuera del bonotaxi al 75% del colectivo de la parálisis cerebral. Alaña ha recordado que “antes las ayudas eran universales para favorecer la autonomía de las personas y ahora están sujetas a baremos de renta y están limitadas”.

En cuanto a las ayudas para la compra de productos de apoyo, la juntera del PP ha explicado, a través de un ejemplo real, la situación que vive una familia. Una familia de cinco personas, una pareja con tres hijos, uno de ellos mayor de edad con discapacidad y los otros dos menores de edad. Ambos trabajan y tienen unos ingresos brutos de 48.700 euros. “En 2015, con el concepto de unidad familiar que marcaba la Diputación Foral de Álava incluía a los hermanos de menores de edad y computaban como cinco miembros y les subvencionaban el 70% de la compra de productos de apoyo como compra de sillas de ruedas, andadores, camas articuladas… Ahora, solo el 30% porque no computan los hermanos menores de edad, por lo que ha recortado un 40% en la subvención”, ha denunciado.

Asimismo, también las tablas de los límites para determinar el porcentaje de subvención de los productos de apoyo han subido, de 2015 al 2021, un 4,25%; mientras que en ese mismo periodo el IPC se ha incrementado un 11%. “Es alarmante, han reducido las tablas sin tener en cuenta la realidad económica. sube la vida y no suben las tablas. La cantidad máxima que se subvenciona por los productos de apoyo lleva congelada desde 2015. Por ejemplo, una silla de ruedas a propulsión eléctrica el máximo subvencionable en 2015 era 7.500 euros y ahora siguen siendo 7.500 euros”, ha denunciado.

Alaña ha concluido que “hay tres limitaciones, la silla a propulsión cuesta más, lo máximo que te pueden dar como ayuda es lo mismo y si tienes la mala suerte de que no te computen a los menores dentro de la unidad familiar, es una cuesta arriba inasumible para muchas familias”.

El PP ha presentado una moción para revertir esta situación que se debatirá mañana en el Pleno de las Juntas Generales de Álava. 

El PP denuncia que las personas con dependencia y discapacidad vuelven a ser las grandes olvidadas en la vacunación de la dosis de refuerzo

  • Los populares urgen a Diputación para que apremie a Osakidetza y les vacune con la dosis de refuerzo o tercera dosis, ya que son un colectivo vulnerable, teniendo muchos de ellos derecho a una vacunación prioritaria.
  • Los afectados son personas alavesas con discapacidad y gran dependencia de cualquier edad que están en centros de día, centros ocupacionales, viviendas con apoyo y en sus hogares asistiendo a los colegios en que están escolarizados. 
  • Muchas de estas personas no pueden llevar mascarilla por su dependencia o discapacidad, y tienen dificultades para entender o aplicar las medidas preventivas para evitar los contagios.
  • Las familias sienten “malestar, impotencia y abandono” por parte de las instituciones. 
  • Marta Alaña, procuradora de Populares Alaveses en las Juntas Generales de Álava: “En el centro de día de Etxebidea, en el de Landaberde y los usuarios de las viviendas con apoyo gestionadas por Apdema, por ejemplo, siguen sin ser vacunados de forma prioritaria. Osakidetza y Diputación Foral de Álava vuelven a repetir los mismos errores que en la primera ola, no aprenden y ya está bien de dejar olvidado a este colectivo”.

14 enero 2022.- El PP ha registrado una pregunta para el Pleno de Control dirigida al Diputado de Políticas Sociales del PNV, Emilio Sola, para que dé explicaciones porque las personas con discapacidad y gran dependencia no institucionalizadas, con independencia de su edad, aún no han sido vacunadas pese a ser consideradas la gran mayoría grupo prioritario, no están equiparando a centros sociosanitarios las viviendas con apoyo y los centros de día y ocupacionales, tal y como señala la estrategia de vacunación.

“Se trata de defender a los alaveses, a todo este colectivo tan vulnerable y a sus familias” Marta Alaña, procuradora de Populares Alaveses en las Juntas Generales de Álava

Los populares recogen así el malestar de muchas familias que sienten “impotencia y abandono” por parte de las instituciones, de las que no reciben respuestas, y es que con la vacunación de la tercera dosis vuelven a ser los grandes olvidados. 

Como ha explicado la procuradora de Populares Alaveses en las Juntas Generales de Álava, Marta Alaña, los afectados son personas alavesas con discapacidad y gran dependencia independientemente de su edad, menores de 40 años en este caso, que están en centros de día, ocupacionales, viviendas con apoyo y en sus hogares asistiendo en muchos casos a los centros escolares. 

“Las familias están cansadas de la ausencia total de criterios claros por parte de Osakidetza para la vacunación de la dosis de refuerzo para este colectivo y de la no exigencia de Diputación al respecto, ya que la mayoría son usuarios de sus recursos”, ha apuntado Alaña. “La inmensa mayoría de estas personas se encuentran en grupos prioritarios de vacunación, y están que no pueden hacerlo, dándose una casuística muy dispar: hay quienes consiguen que les vacunen tras protestar y protestar, otros que a través de escritos y peticiones al médico de cabecera, otros a la desesperada llevándolos a última hora a los centros de vacunación y lo han conseguido con las dosis que se iban a desechar tras reclamar in situ, pero estos casos son los menos, la inmensa mayoría está a la espera de la dosis de refuerzo ante el nuevo olvido por parte de Osakidetza de este colectivo prioritario y muy vulnerable”, ha apuntado y denunciado que “esto es un absoluto desastre”. “Tampoco es de recibo que la Diputación de Álava no tome cartas en el asunto y exija a Osakidetza la vacunación de este colectivo”, ha puntualizado.

Alaña ha explicado se está produciendo una “grave discriminación” y esto alude a una “falta de sensibilidad” y de “no saber con qué colectivos se está tratando”. 

Por ello, el PP ha exigido a Osakidetza criterios claros para la vacunación y para las dosis de refuerzo a quien tiene prioridad y a estos colectivos tan vulnerables y ha exigido a la Diputación Foral de Álava a que reclame lo que corresponde. “Se trata de defender a los alaveses, a todo este colectivo tan vulnerable y a sus familias”, ha señalado con rotundidad.