El PP de Laguardia y de Oyón están trabajando en ayudas directas para el sector de la hostelería

  • Los populares de Laguardia están trabajando en ayudas directas para los 32 establecimientos hosteleros del municipio, el comercio y las bodegas afectadas por el cierre de la hostelería y la caída del enoturismo. 
  • Eduardo Inclán, portavoz suplente del grupo municipal del PP en el Consistorio de Oyón: “Pedimos que el Ayuntamiento de Oyón se involucre en atender a los autónomos, el sector de la hostelería y las bodegas con ayudas directas de hasta 60.000 euros para atender sus necesidades básicas”. 
  • El Ayuntamiento de Navaridas, gobernado por el PP, al igual que hiciera en marzo durante el confinamiento, ha eximido ahora también a la hostelería del municipio del pago de las tasas municipales. El Ayuntamiento de Baños de Ebro, gobernado por los populares, también las eximirá.
  • Navaridas ha lanzado también un plan de promoción de los vinos y bodegas del pueblo “porque están muy limitados, no han podido elaborar vino al tener los depósitos llenos y se les ha cortado los canales de venta, tenemos que ayudarles”, Miguel Ángel Fernández, alcalde Navaridas. 

13 noviembre 2020.- El PP de Laguardia y de Oyón han pedido ayudas directas de para el sector de la hostelería. Los populares de Laguardia solicitan estas ayudas directas para los 32 establecimientos hosteleros del municipio, el comercio y las bodegas afectadas por el cierre de la hostelería y la caída del enoturismo. Según ha señalado César García de Olano, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Laguardia, “necesitan estas ayudas para que puedan sobrevivir y sobrellevar las limitaciones decretadas por el Gobierno Vasco”. “El cierre actual de la hostelería se suma a las ya dos semanas que con las restricciones de movilidad los clientes procedentes del turismo han desaparecido, tenemos que ayudar a nuestros vecinos”, ha reclamado García de Olano. 

Por su parte, el portavoz suplente del grupo municipal del PP en el Consistorio de Oyón, Eduardo Inclán, ha adelantado que “pedimos que el Ayuntamiento de Oyón se involucre en atender a los autónomos, el sector de la hostelería, y sin dejar tampoco atrás a las bodegas, con ayudas directas que alcancen los 60.000 euros para atender las necesidades básicas de estos trabajadores y sus familias. No podemos dejar a nadie atrás”.

Actualmente hay seis establecimientos en Oyón y varias bodegas vinculadas al enoturismo que sufren la pérdida de la venta de vino debido al cierre de la hostelería impuesto por el gobierno del PNV. “Las familias y puestos indirectos están sufriendo mucho, ya que el sector de la hostelería es un motor de la economía. Propusimos en su día que no se cobraran las tasas de terrazas y basuras, que se aprobó por unanimidad, y ahora proponemos ayudas directas”, ha insistido.

El Ayuntamiento de Navaridas, gobernado por el PP, al igual que hiciera en marzo durante el confinamiento, ha eximido ahora también a la hostelería del municipio del pago de las tasas municipales. El Ayuntamiento de Baños de Ebro, gobernado por los populares, también las eximirá. El Consistorio de Navaridas, en concreto, eliminará también el pago del alquiler del bar del municipio, además de eximir al negocio de abonar las tasas. 

Asimismo, desde el Ayuntamiento de Navaridas se ha lanzado un plan de promoción de los vinos y bodegas de Navaridas porque como ha explicado su alcalde, Miguel Ángel Fernández, “las bodegas están muy limitadas y hay que ayudarlas”. “Nuestras bodegas son familiares, son viticultores y no han podido elaborar vino por falta de espacio para almacenarlo ya que estaban llenos los depósitos, solo vender la uva y se les ha cortado los canales de venta, desde el Ayuntamiento tenemos que ayudarles en promocionarles”, ha sostenido Fernández. 

El PP exige revisar la normativa de movilidad porque la mayoría de pueblos alaveses carece de servicios básicos

  • El 92% de los municipios de Álava posee menos de 5.000 habitantes y carece de servicios básicos para poder hacer la compra o sacar dinero.
  • Los populares denuncian que la medida adoptada por el Gobierno Vasco sobre movilidad perjudica seriamente a la población alavesa y piden que se tengan en cuenta las características demográficas, geográficas y socio económicas de los pueblos alaveses.
  • Carmelo Barrio, portavoz de PP+Cs en el Parlamento Vasco: “Por supuesto que hay que contener la pandemia, pero el Gobierno Vasco no ha tenido en cuenta de forma integral las características de los municipios alaveses y está generando gran perjuicio a sus habitantes”. 
  • Ana Salazar, secretaria general del PP de Álava: “De la misma manera que se ha permitido que las personas de Treviño puedan a partir de hoy comprar en Vitoria-Gasteiz, tenemos que hacer lo mismo con las personas que viven en municipios cercanos a otras comunidades autónomas, es simplemente sentarse y trabajar. El PNV piensa más en los intereses políticos que en la calidad de vida de las personas”.

9 noviembre 2020.- El PP ha exigido revisar la normativa de movilidad en el estado de alarma impuesta por el Gobierno Vasco y aplicar criterios específicos para los municipios alaveses. Según ha declarado esta mañana en rueda de prensa el portavoz del grupo PP+Cs en el Parlamento Vasco, Carmelo Barrio, “por supuesto que hay que contener la pandemia, pero el Gobierno Vasco no ha tenido en cuenta de forma integral las características de los municipios alaveses y está generando gran perjuicio a sus habitantes”.

El 92% de los municipios de Álava posee menos de 5.000 habitantes y carece de servicios básicos para poder hacer la compra o sacar dinero. Por ello, Barrio ha incidido en que se tengan en cuenta las características demográficas, geográficas y socio económicas de los pueblos de Álava a la hora de aplicar los criterios de movilidad durante el estado de alarma y se permita su flexibilización para estos casos, así como que se tengan en cuenta estas circunstancias en la normativa que se apruebe en un futuro. 

El PP ha registrado una moción en las Juntas Generales de Álava para la que piden tramitación de urgencia. Asimismo, el grupo parlamentario PP+Cs tramitará una pregunta oral al Lehendakari en el Parlamento Vasco sobre esta problemática y presentará posteriormente una Proposición No de Ley. 

Ana Salazar, secretaria general del PP de Álava, y Carmelo Barrio, portavoz del PP+Cs en el Parlamento Vasco, durante la rueda de prensa.

Como ha explicado la secretaria general del PP de Álava, Ana Salazar, “los que vivimos en estos municipios pequeños tenemos que trasladarnos para cualquier tipo de gestión básica a otras zonas limítrofes y ahora no podemos, no tenemos ninguna opción para comprar alimentos o sacar dinero cuando en nuestro pueblo no hay esos servicios”. Salazar ha añadido que estas relaciones socio-económicas se producen también con municipios de comunidades autónomas vecinas como es el caso de Labastida con Haro, o muchos de los municipios de Rioja Alavesa con Logroño; o toda la zona de Valles Alaveses con Miranda de Ebro o el ejemplo de Treviño con Vitoria-Gasteiz.

Sin embargo, actualmente en Treviño sí que pueden ir a hacer la compra a Vitoria-Gasteiz, en lugar de a Burgos, como correspondería con las restricciones. Por eso, la secretaria general del PP de Álava ha manifestado con rotundidad que “de la misma manera que se ha permitido que las personas de Treviño puedan a partir de hoy comprar en Vitoria-Gasteiz, tenemos que hacer lo mismo con las personas que viven en municipios cercanos a otras comunidades autónomas, es simplemente sentarse y trabajar”. “El PNV no trabaja por los que vivimos en Álava; se olvida de los pueblos de Álava y piensa más en intereses políticos que en la calidad de vida de las personas y éste es un ejemplo muy claro”, ha declarado, mientras se mostraba “totalmente de acuerdo” con que los vecinos de Treviño compren en Álava, “pero exigimos que también los que viven en otras comunidades limítrofes puedan hacerlo para que corran menos riesgo esos vecinos y tengan menos tiempo para trasladarse para realizar cualquier tipo de servicio”. 

Salazar ha añadido que “se está produciendo una contradicción, nos indican que tiene que haber una menor movilidad y está ocurriendo lo contrario. Quienes viven en Lantarón o Rivabellosa, a menos de 15 minutos de Miranda de Ebro, deben ir a Vitoria-Gasteiz a más de 40 minutos, y quiénes quienes viven en Labastida, por ejemplo, les cuesta 45 minutos llegar a la capital alavesa teniendo Haro (La Rioja) a 8 minutos, por lo que el Gobierno Vasco está obligando a los vecinos de estos pueblos a recorrer grandes distancias para poder ir a hacer la compra, por ejemplo”.

La secretaria general de los populares alaveses ha pedido que la Diputación Foral de Álava exija al Gobierno Vasco coordinación con las comunidades autónomas limítrofes, tanto de Castilla y León como de La Rioja, para que sus respectivas normativas en relación a la pandemia del COVID-19 tengan en cuentan las especiales relaciones socio-económicas que se producen en municipios limítrofes y de la zona de influencia de las tres comunidades, a fin de permitir la movilidad entre estos municipios, con las debidas garantías.