El PP de Laguardia y de Oyón están trabajando en ayudas directas para el sector de la hostelería

  • Los populares de Laguardia están trabajando en ayudas directas para los 32 establecimientos hosteleros del municipio, el comercio y las bodegas afectadas por el cierre de la hostelería y la caída del enoturismo. 
  • Eduardo Inclán, portavoz suplente del grupo municipal del PP en el Consistorio de Oyón: “Pedimos que el Ayuntamiento de Oyón se involucre en atender a los autónomos, el sector de la hostelería y las bodegas con ayudas directas de hasta 60.000 euros para atender sus necesidades básicas”. 
  • El Ayuntamiento de Navaridas, gobernado por el PP, al igual que hiciera en marzo durante el confinamiento, ha eximido ahora también a la hostelería del municipio del pago de las tasas municipales. El Ayuntamiento de Baños de Ebro, gobernado por los populares, también las eximirá.
  • Navaridas ha lanzado también un plan de promoción de los vinos y bodegas del pueblo “porque están muy limitados, no han podido elaborar vino al tener los depósitos llenos y se les ha cortado los canales de venta, tenemos que ayudarles”, Miguel Ángel Fernández, alcalde Navaridas. 

13 noviembre 2020.- El PP de Laguardia y de Oyón han pedido ayudas directas de para el sector de la hostelería. Los populares de Laguardia solicitan estas ayudas directas para los 32 establecimientos hosteleros del municipio, el comercio y las bodegas afectadas por el cierre de la hostelería y la caída del enoturismo. Según ha señalado César García de Olano, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Laguardia, “necesitan estas ayudas para que puedan sobrevivir y sobrellevar las limitaciones decretadas por el Gobierno Vasco”. “El cierre actual de la hostelería se suma a las ya dos semanas que con las restricciones de movilidad los clientes procedentes del turismo han desaparecido, tenemos que ayudar a nuestros vecinos”, ha reclamado García de Olano. 

Por su parte, el portavoz suplente del grupo municipal del PP en el Consistorio de Oyón, Eduardo Inclán, ha adelantado que “pedimos que el Ayuntamiento de Oyón se involucre en atender a los autónomos, el sector de la hostelería, y sin dejar tampoco atrás a las bodegas, con ayudas directas que alcancen los 60.000 euros para atender las necesidades básicas de estos trabajadores y sus familias. No podemos dejar a nadie atrás”.

Actualmente hay seis establecimientos en Oyón y varias bodegas vinculadas al enoturismo que sufren la pérdida de la venta de vino debido al cierre de la hostelería impuesto por el gobierno del PNV. “Las familias y puestos indirectos están sufriendo mucho, ya que el sector de la hostelería es un motor de la economía. Propusimos en su día que no se cobraran las tasas de terrazas y basuras, que se aprobó por unanimidad, y ahora proponemos ayudas directas”, ha insistido.

El Ayuntamiento de Navaridas, gobernado por el PP, al igual que hiciera en marzo durante el confinamiento, ha eximido ahora también a la hostelería del municipio del pago de las tasas municipales. El Ayuntamiento de Baños de Ebro, gobernado por los populares, también las eximirá. El Consistorio de Navaridas, en concreto, eliminará también el pago del alquiler del bar del municipio, además de eximir al negocio de abonar las tasas. 

Asimismo, desde el Ayuntamiento de Navaridas se ha lanzado un plan de promoción de los vinos y bodegas de Navaridas porque como ha explicado su alcalde, Miguel Ángel Fernández, “las bodegas están muy limitadas y hay que ayudarlas”. “Nuestras bodegas son familiares, son viticultores y no han podido elaborar vino por falta de espacio para almacenarlo ya que estaban llenos los depósitos, solo vender la uva y se les ha cortado los canales de venta, desde el Ayuntamiento tenemos que ayudarles en promocionarles”, ha sostenido Fernández. 

El PP pide un Plan urgente de Revitalización Comercial para Vitoria-Gasteiz

  • Los populares defenderán una moción en las Juntas Generales de Álava en el próximo Pleno. 
  • Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava, ha denunciado que el declive comercial que sufre el centro de Vitoria-Gasteiz no tiene parangón en las ciudades de nuestro entorno y muestra el fracaso de la gestión comercial del Ayuntamiento, la Diputación y el Gobierno Vasco. “Nos hemos quedado atrás por la inacción de las instituciones”.
  • “Esta situación ya era así antes de la pandemia, pero la crisis, las restricciones provocadas por el Covid suponen la puntilla para el sector comercial y la hostelería”.
  • “Las ayudas que ha propuesto el Gobierno Vasco no son suficientes cuando el sector se ahoga, reclamamos un plan de rescate para el sector con ayudas directas y rebaja de impuestos”. 

5 noviembre 2020.- El PP ha pedido esta mañana un Plan integral de Revitalización Comercial para Vitoria-Gasteiz ante la grave situación que vive el sector en la capital alavesa. Según ha denunciado el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, “el declive comercial que sufre el centro de Vitoria-Gasteiz no tiene parangón en las ciudades de nuestro entorno y muestra el fracaso de la gestión comercial del Ayuntamiento, la Diputación y el Gobierno Vasco. Nos hemos quedado atrás por la inacción de las instituciones”.

Para Oyarzabal, esta situación ya era así antes de la pandemia, pero la crisis, las restricciones provocadas por el Covid “suponen la puntilla para el sector comercial y la hostelería”. “La prioridad inmediata es salvar y ayudar a sobrevivir al pequeño comercio y la hostelería, golpeados por la crisis. Miles de familias, de autónomos y trabajadores ven peligrar su negocio y sus puestos de trabajo”, ha señalado. 

El dirigente del PP de Álava ha incidido en que es necesaria la implicación de todas las instituciones de manera urgente y, por ello, los populares defenderán la moción registrada en las Juntas Generales de Álava en el próximo pleno. El PP ha instado a que la Diputación Foral de Álava, el Ayuntamiento de la ciudad y, especialmente, el Gobierno Vasco, titular de la competencia, se impliquen y garanticen la financiación adecuada para alcanzar los objetivos del plan de revitalización comercial. El dirigente del PP de Álava ha apuntado que dicho plan “deberá fijar como objetivo prioritario recuperar el centro de la ciudad como motor comercial de Vitoria-Gasteiz. Cientos de comercios cerrados y apagados, muestran una decadencia comercial que se acentúa de una manera dramática en el centro”. 

Asimismo, ha añadido que las ayudas que ha propuesto el Gobierno Vasco “no son suficientes cuando el sector se ahoga, y por eso reclamamos un plan de rescate para el sector con ayudas directas y rebaja de impuestos”. 

“El Gobierno Vasco sigue sin implicarse en la revitalización del comercio en nuestra ciudad, el departamento de Comercio lleva años sin invertir un euro”, ha subrayado. Porque, como ha citado, “todas las ciudades han vivido los mismos problemas de la venta online, por ejemplo, pero ninguna vive el declive de Vitoria-Gasteiz”. Oyarzabal también ha citado la implantación de la cadena de productos a 1,5 euros como “la fotografía del fracaso de la política de Urtaran. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha dejado caer el centro, es un declive inaceptable y un desastre para la pujanza de la ciudad”. 

El PP ha propuesto un plan de rescate para el sector con dos ejes de actuación: a ingresos cero, impuestos cero y a cierre forzoso de la actividad modelo de Alemania. Esto es, ayudas mensuales correspondientes al 75% de los ingresos declarados en el mes del año anterior. “El comercio y la hostelería están gravemente afectados por las restricciones, miles de familias y autónomos tienen en riesgo su futuro”, ha sentenciado. 

En este sentido, el dirigente de los populares alaveses ha desgranado una serie de iniciativas que podría recoger el plan integral de revitalización comercial como la creación de una gerencia comercial para dinamizar el centro, la intervención y ayudas en los alquileres, las subvenciones directas a la inversión en nuevos comercios y aperturas en el centro, la dinamización comercial con implicación de las tres instituciones, las actuaciones de embellecimiento en el urbanismo comercial, la actuación en locales cerrados, la revisión de las normativas en relación a los veladores y terrazas, la redensificación y los cambios en la normativa hotelera, entre otros.

Para Oyarzabal, “la situación ya era dramática antes del Covid, y ahora nos encontramos ante la situación más grave que haya vivido el sector comercial, y en especial, el pequeño comercio en la capital alavesa, por eso tenemos que tener un plan diseñado para aquellos negocios que han sobrevivido y que puedan subsistir. No solo tenemos que atajar el problema hoy, si no pensar en el futuro”, ha concluido.