El PP exigirá en el Congreso conectar la Y vasca con Pamplona por Vitoria

  • Oyarzabal preguntará mañana al diputado general en JJGG alavesas y le demandará un posicionamiento claro
  • La ministra de Transportes deberá posicionarse después de que el Gobierno de Navarra (PSOE) haya anunciado catas en Ezkio, la alternativa guipuzcoana a la capital alavesa
  • Dice que el PNV apuesta por la conexión por Guipúzcoa y denuncia que Gorka Urtaran y Ramiro González callan para no molestar a su partido 

4 de octubre 2022.- El Partido Popular de Álava, a través del grupo ‘popular’ en el Congreso de los Diputados, exigirá en la Cámara baja conectar la Y vasca con Pamplona a través de Vitoria y forzará a la ministra de Transportes y al Gobierno de España a posicionarse tras haber aplazado hasta 2023 la decisión sobre si la conexión con Navarra del Tren de Alta Velocidad (TAV) debe hacerse a través de la capital alavesa o de Ezkio (Guipúzcoa).

El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, ha adelantado que mañana interpelará sobre la cuestión al diputado general, Ramiro González, en la sesión de control de las Juntas Generales alavesas para que se posicione al respecto. Ha advertido, además, de que acudirá al pleno de la Cámara de Comercio “porque este debate debe darse en el conjunto de la sociedad alavesa”.

El también portavoz del PP en JJGG alavesas ha puesto el énfasis en los “retrasos injustificados” de una decisión que lleva años posponiéndose y que en septiembre sufrió un nuevo aplazamiento hasta 2023. Todo, ha explicado, a pesar de que los informes existentes evidencian que conectar la Y vasca con Pamplona a través de Vitoria es la mejor opción. La alternativa de Vitoria, ha argumentado, tendría un coste de 580 millones de euros y un menor impacto ambiental; la de Ezkio, en cambio, acarrearía un desembolso de 1.700 millones e implicaría atravesar la sierra de Aralar con un túnel de 22 kilómetros.

En el PP de Álava han resaltado que el PNV apuesta claramente por la enlazar el TAV a través Guipúzcoa y no de Vitoria, algo que supondrá un “daño irreparable” a la proyección del territorio histórico. En este sentido, ha censurado que tanto el diputado general de Álava, Ramiro González, como el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, han renunciado a representar los intereses de los alaveses y “callan para no molestar a su partido, siempre más pendiente del resto del País Vasco que de Álava”.

Tras recordar que el PP siempre ha apostado por proyectar Vitoria como eje de unión ferroviario del TAV, Oyarzabal ha expuesto que enlazar Pamplona con la Y vasca a través de la capital alavesa es un “proyecto estratégico” de primer nivel porque supondría abrir la puerta a la conexión con Zaragoza, Barcelona y los puertos del Mediterráneo. “Está en juego el futuro de Vitoria como punto de referencia para los ejes Atlántico y Mediterráneo”, ha insistido.

Oyarzabal ha reprochado que se tome el pelo a los alaveses dilatando el pronunciamiento mientras el Gobierno de Navarra, liderado por la socialista María Chivite, ha anunciado que ampliará los estudios de la alternativa que llevaría el trazado hacia Guipúzcoa y que realizará las pertinentes catas en los terrenos donde tendrían que construirse los dos túneles de 55 kilómetros de longitud en total de la conexión directa por la localidad guipuzcoana de Ezkio.

El dirigente alavés ha destacado además que el estudio informativo de la llegada del TAV a Vitoria “lleva tres años en un cajón y ni si quiera se han contestado a las alegaciones”, algo que a ojos del PP evidencia la nula disposición del actual Gobierno de España por impulsar no sólo la llegada del TAV, sino la conexión de la Y vasca con Pamplona por Vitoria. De otro lado, ha incidido en que a pesar de que todos los informes técnicos y económicos que están sobre la mesa avalan que la conexión con Navarra se haga por la capital alavesa, el Gobierno de España ha retrasado la decisión hasta 2023 “con el único objetivo de que pasen las elecciones municipales y forales del mes de mayo”.

El PP de Álava lleva al Congreso su rechazo a las torres de alta tensión en los pueblos alaveses

  • El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Labastida, Daniel García y el concejal Diego González, se han reunido, entre otros, con Cuca Gamarra, portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Guillermo Mariscal, secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, el diputado Juan Diego Requena, portavoz popular en la comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico y la diputada vasca Beatriz Fanjul.
  • Los populares alaveses esgrimen que la colocación de torres de alta tensión de hasta 70 metros de altura que cruzarían Labastida, Zambrana, Berantevilla, Armiñón e Iruña de Oca hasta llegar a Vitoria-Gasteiz supondría “un verdadero atentado contra el paisaje del vino, el patrimonio y los agricultores”.
  • Iñaki Oyarzabal: “Vamos a defender a los pueblos alaveses para que proyectos de este tipo no crucen nuestro territorio sin ningún sentido”. 
  • Daniel García: “Desde el Congreso de los Diputados se puede ejercer una importante presión para detener este despropósito, por eso estamos hoy en Madrid. No tiene sentido fomentar las energías renovables a cualquier precio. Esto no es ecologismo, sino que obedece a otros intereses”.

26 octubre 2021.- El Presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Labastida, Daniel García, y el concejal popular en el Consistorio, Diego González, han mantenido esta mañana una reunión con varios Diputados Nacionales del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, en Madrid, entre los que se encontraban, con Cuca Gamarra, portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Guillermo Mariscal,  secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, el diputado Juan Diego Requena, portavoz popular en la comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico y la diputada vasca Beatriz Fanjul.

Los populares han trasladado en el Congreso de los Diputados su rotundo rechazo al proyecto de alta tensión que proyecta torres de alta tensión de más de 70 metros de altura y que cruzarían Labastida, Zambrana, Berantevilla, Armiñón e Iruña de Oca hasta llegar a Vitoria-Gasteiz, aseverando que supondría “un verdadero atentado contra el paisaje del vino, el patrimonio y los agricultores”. Según ha declarado Iñaki Oyarzabal, “vamos a defender a los pueblos alaveses para que proyectos de este tipo no crucen nuestro territorio sin ningún sentido”.

Los populares alaveses han remarcado la importancia de esta reunión, dado que la ejecución o no del proyecto dependerá de la declaración de impacto ambiental, en manos actualmente del Ministerio de Transición Ecológica. “Además del trabajo conjunto que podamos hacer entre los Ayuntamientos afectados, resulta muy importante contar con apoyos en otras instituciones como el Congreso, desde donde se puede ejercer una importante presión para detener este despropósito. No tiene sentido fomentar las energías renovables a cualquier precio y este es buen ejemplo de ello. Ponemos placas solares y resulta que viene acompañado, entre otras cosas, del destrozo medioambiental de 200 kilómetros de paisaje, con las consecuencias que tiene para la vida animal y el respeto al medio ambiente. Esto no es ecologismo, sino que obedece a otros intereses”.

Esta cita se suma a otra serie de iniciativas urgentes que los populares han emprendido desde que se tuvo conocimiento del proyecto, como la presentación de una moción de rechazo en el Ayuntamiento de Labastida, así como la petición de comparecencia del Diputado de Medio Ambiente en las Juntas Generales de Álava. Además, aseguran que “haremos todo lo que esté en nuestra mano y más, para parar esta locura. Tenemos ya previstas más reuniones y acudiremos a todas las instituciones que sea necesario”, han declarado Daniel García.