El PP considera un error elevar las exigencias del euskera en la Administración 

  • Es justo lo contrario de lo que hay que hacer. Generará disfunciones, discriminación y agravios comparativos al convertir el euskera en un obstáculo en el acceso al empleo para miles de vascos. 
  • No se puede obligar por decreto a hablar euskera, eso no es defender la igualdad. 
  • Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava: “La gente quiere buenos profesionales, buenos médicos, buenos gestores. Y no que se les deje fuera por no tener un determinado conocimiento de euskera”.
  • El PP vuelve a exigir rebajar las exigencias de euskera en las Administraciones.

4 abril 2022.- El PP de Álava ha considerado un error elevar las exigencias del euskera en la Administración porque es justo lo contrario de lo que hay que hacer y dejará fuera a buenos profesionales, simplemente porque no acreditan el perfil lingüístico exigido. El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, ha apuntado que “no se puede hablar de defensa de la igualdad entre los vasco hablantes y castellano hablantes cuando lo que se pretende es obligar por decreto a hablar euskera, eso no es defender la igualdad”. 

Oyarzabal ha remarcado que “las exigencias en la Administración son muy altas ya desde años y seguir insistiendo en los mismos errores convierte al euskera en un obstáculo en el acceso al empleo para miles de vascos”. Así de rotundo se ha mostrado al afirmar que “eso supone una grave discriminación por razón de lengua”. 

Para el PP esta nueva vuelta de tuerca no responde a una necesidad real porque los datos oficiales sobre la lengua en la que se dirige la ciudadanía en sus trámites con la administración revelan que no hay una demanda real. El líder de los populares alaveses ha mantenido que “defender el avance en el conocimiento de euskera no puede implicar en ningún caso la obligatoriedad de hablarlo, la sociedad vasca está haciendo un esfuerzo extraordinario en el fomento del conocimiento del euskera, pero su uso social no se puede imponer por decreto, es un error”. Nada tiene que ver la realidad lingüística que expresa la sociedad con las exigencias de la Administración.

La pretensión de exigir exigencias de las Administraciones a todas las sociedades públicas y a todas las subcontratas y empresas que contraten servicios con la administración es “inaceptable y generará disfunciones, discriminación y agravios comparativos”, ha insistido y añadido que “la atención bilingüe está absolutamente garantizada en las Administraciones vascas”. 

Además, Oyarzabal ha indicado que “seguir forzando los ritmos con este grado de exigencia atenta contra la razón, vulnera los principios de mérito y capacidad y deteriora los servicios públicos”. Asimismo, “no se está respetando la diferente realidad sociolingüística de los territorios históricos”.

Para el presidente del PP de Álava, “la gente quiere buenos profesionales, buenos médicos, buenos gestores. Y no que se les deje fuera por no tener un determinado conocimiento de euskera”.

El nacionalismo daña al euskera convirtiéndolo en un obstáculo. “Es como si quisieran, con sus medias erróneas, no avanzar y así seguir justificando las subvenciones millonarias, 500 millones de euros en el último plan, que beneficiarán a mucha gente que pretende vivir del euskera”, ha apuntado Oyarzabal. 

Por ello, el PP ha vuelto a exigir rebajar las exigencias de euskera en las Administraciones.

El PP exige rebajar las exigencias de euskera en la Administración

  • El caso de la trabajadora despedida en el Ayuntamiento de Llodio no es puntual, destapa el atropello que vienen sufriendo muchos empleados públicos. 
  • La OPE de Osakidetza oculta numero de plazas tendrán perfil preceptivo, pero las bases publicadas vuelven a sobrevalorar el euskera por encima de la formación. 
  • En la Diputación Foral de Álava y el Instituto Foral de Bienestar Social aún es peor, la valoración del euskera llega a suponer hasta un 40%, lo que deja fuera y discrimina a una mayoría de alaveses.
  • El PP presentará mociones en el Parlamento Vasco y en las Juntas Generales de Álava para exigir una revisión de las exigencias lingüísticas en las Administraciones. 
  • Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava: “Se ahuyenta el talento, se vulneran derechos, se perjudica gravemente a personas preparadas. El nacionalismo está dañando al euskera al convertirlo en un obstáculo laboral”.

8 febrero 2022.- El PP de Álava ha vuelto a exigir rebajar las exigencias de euskera en la Administración. Más aún al conocerse el caso de la trabajadora despedida en el Ayuntamiento de Llodio por no acreditar el perfil lingüístico PL3 de euskera. Y es que como ha manifestado el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, este caso “no es puntual y destapa el atropello que vienen sufriendo muchos empleados públicos. Es demencial ver cómo se ataca a una jueza valiente que ha tratado de salvaguardar los derechos de una trabajadora”. 

En este sentido, Oyarzabal ha detallado varias situaciones que se dan en la Administración Pública vasca relacionadas con la política lingüística y que perjudican a quienes quieren optar a un empleo público. Por un lado, la OPE de Osakidetza, que se ha convocado recientemente, oculta cuántas plazas tendrán perfil preceptivo, pero las bases públicas vuelven a sobrevalorar el euskera por encima de la formación. Y, por otro lado, si se analizan las OPE de la Diputación Foral de Álava y el Instituto Foral de Bienestar Social “aún es peor”, ha declarado el dirigente del PP alavés, quien ha añadido que “la valoración del euskera llega a suponer hasta un 40%, lo que deja fuera y discrimina a una mayoría de alaveses”.

Y es que nada tiene que ver la realidad lingüística que expresa la sociedad con las exigencias de la Administración. Oyarzabal ha señalado que existe “un absoluto divorcio entre lo que expresa la sociedad a la hora de dirigirse a la Administración y lo que exige el Gobierno Vasco a la hora de establecer los requisitos de acceso a la función pública”. Por ejemplo, del número total de declaraciones de la Renta que se presentaron en la campaña del 2020 en Álava, sólo el 0,65% de los alaveses escogieron realizarla en euskera frente al 99,34% que la tramitó en castellano. 

Como ha añadido, la atención bilingüe está absolutamente garantizada en las Administraciones vascas, y en opinión del líder de los populares alaveses, “seguir forzando los ritmos con este grado de exigencia atenta contra la razón, vulnera los principios de mérito y capacidad y deteriora los servicios públicos”. Además, “no se está respetando la diferente realidad sociolingüística de los territorios históricos”, ha puntualizado.

Para el presidente del PP de Álava, se establece perfil preceptivo de euskera a un número de plazas excesivo y absolutamente innecesario para desarrollar su labor y atender la demanda social. Y, es más, no ha dudado en afirmar que “la valoración del euskera en las plazas no perfiladas es tan descomunal que, de facto, deja sin opciones a gente enormemente preparada”. Más aún en Álava, donde es “más sangrante” porque una parte importante de su población lleva años siendo “discriminada en el acceso a la función pública”. 

Para el PP que se valore más el conocimiento del euskera que la capacitación y la formación deteriora sin remedio la calidad de los servicios públicos. Sin duda, cierra las puertas a la llegada de buenos profesionales y expulsa de aquí a muchos con una dilatada experiencia. Para Oyarzabal, “se ahuyenta el talento, se vulneran derechos y se perjudica gravemente a personas preparadas. El nacionalismo daña al euskera convirtiéndolo en un obstáculo”. 

Por todo ello, el PP presentará mociones en el Parlamento Vasco y en las Juntas Generales de Álava para exigir una revisión de las exigencias lingüísticas en las Administraciones. 

El PP urge rebajar la exigencia del euskera en las OPE de las administraciones vascas

  • Rechaza el modelo de imposición lingüística que PNV y Bildu quieren importar de Cataluña.
  • Si el PP gobierna rebajará el numero de plazas perfiladas y en las no perfiladas eliminará la sobrevaloración del euskera. 
  • Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava: “Es vergonzoso. En las OPE de Osakidetza, una tesina vale 3 puntos, un catedrático con cinco años en la universidad 5 puntos y el euskera 18 puntos”.
  • Los populares denuncian que se discrimina a miles de personas que se quedan fuera del empleo público y muchos profesionales se marchan del País Vasco

13 enero 2022.- El PP ha urgido rebajar la exigencia del euskera en las Ofertas Públicas de Empleo (OPE) de las administraciones vascas. Según ha declarado el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, “si el PP gobierna vamos a impulsar la revisión de las exigencias de perfiles en las administraciones vascas para adecuarlas a las demandas ciudadanas y vamos a impedir cualquier imposición de un modelo de inmersión lingüística”. 

En concreto, los populares han propuesto la rebaja de las exigencias del euskera en las plazas públicas que se convocan para reducirlas de dos maneras. Por un lado, rebajar el número de plazas perfiladas (plazas en las que el conocimiento del euskera es requisito imprescindible para acceder a ellas). Y, por otro lado, en las plazas no perfiladas, donde se considera mérito el euskera y está sobrevalorado sobre el resto de los méritos, eliminar esa sobrevaloración. 

Y es que, como ha explicado Oyarzabal, “es vergonzoso. En las OPE de Osakidetza, una tesina vale 3 puntos, un catedrático con cinco años en la universidad 5 puntos, escribir un libro como autor 4 puntos y el euskera -un PL2- 18 puntos”. 

En esta misma línea, el presidente de los populares alaveses ha indicado lo que sucede en las OPE de Diputación Foral de Álava y del Instituto Foral de Bienestar Social. En el caso de Diputación de Álava, una vez aprobado el examen, la posibilidad de sumar los 11,19 puntos de méritos se puede alcanzar con la experiencia 7 puntos; 3,69 puntos en euskera y 0,5 en informática. “Esto supone una sobrevaloración del euskera del 32,97%”, ha denunciado Oyarzabal. Y, con respecto al Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS) va a más, casi el 40% para el euskera. A los resultados del examen del IFBS se pueden sumar 20,72 puntos de méritos, de los cuales en experiencia 12 puntos, en euskera 8,22 puntos y 0,5 en informática. “Estamos hablando de que el euskera supone el 39,67%, es una vergüenza”, ha criticado. 

Por ello, Oyarzabal ha dejado claro que hay que bajar esa exigencia en el euskera. En Diputación Foral de Álava hay pendientes que se convoquen la OPE 2019, 2020 y 2021. En total, son 132 plazas, de las que 51 son perfiladas en euskera y 81 no perfiladas. Pero de esas 81, se está valorando el euskera con más del 30%, es decir, “si no sabes euskera no puedes acceder a la función pública”, ha concluido el líder del PP de Álava, quien ha recalcado que estas exigencias “discriminan a miles de personas que se quedan fuera del empleo público y muchos profesionales se marchan del País Vasco”. En definitiva, la imposición de euskera supone también una pérdida de talento.

Además, Oyarzabal ha rechazado el modelo de imposición lingüística que PNV y Bildu quieren importar de Cataluña, haciendo que los niños vascos se formen exclusiva y obligatoriamente en euskera con una inmersión lingüística, aunque el 70% tiene como lengua materna el castellano, según datos del Observatorio Vasco de la Juventud. “Este modelo que quieren imponer PNV y Bildu atenta contra los derechos de cualquier familia cuyo hijo tenga como lengua materna el castellano, haciendo desaparecer la libertad de elección”, ha denunciado.