El PP constata la negativa del PNV a negociar en Álava

  • Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava, lamenta el rechazo a rebajar impuestos a autónomos y familias, a potenciar inversiones que reactiven la actividad comercial en Vitoria-Gasteiz y al refuerzo de los servicios sociales.
  • Los populares proponen, dentro de la norma de acompañamiento de reformas fiscales, el aumento de la deflactación al 2,5%, frente al 1,5% del Gobierno foral, que supondría una subida de impuestos encubierta. También el aumento de las cuantías y supuestos de deducción para la contratación de asistentes personales y cuidadores de personas con dependencia o discapacidad, mayores de 80 años y menores de 12 años. 
  • “El PNV al pactar los presupuestos de Euskadi con Bildu dañará a las clases medias, genera incertidumbre y ahuyenta las inversiones”.

2 diciembre 2021.- El PP de Álava ha constatado como el PNV en el Gobierno de la Diputación Foral de Álava se ha negado a negociar en Álava. Como ha lamentado el presidente de los populares alaveses, Iñaki Oyarzabal, el PNV ha rechazado rebajar impuestos a autónomos y familias, potenciar inversiones que reactiven la actividad comercial en Vitoria-Gasteiz y reforzar los servicios sociales en dependencia, discapacidad, enfermedad mental y exclusión.  

En este trámite presupuestario, el PP ha mantenido una disposición a acordar, “pero PNV y PSOE no han querido negociar”, ha reiterado. Los populares han puesto encima de la mesa cuestiones sobre las que se podía negociar como la rebaja de impuestos a familias y autónomos o aumentar la deflactación o las deducciones para el cuidado de personas con dependencia o discapacidad de cualquier tipo mayores de 80 años y menores de 12 años. En este sentido, Oyarzabal ha explicado que la norma de acompañamiento de reformas fiscales incorpora la deflactación en los tipos del IRPF. “Deflactación del 1,5 % en el IRPF, en las tablas del IRPF, pero teniendo en cuenta que los sueldos suben un 2%, las pensiones un 2,5% y la inflación un 5,6%; la propuesta del Gobierno es una subida encubierta de impuestos para las clases medias y pensionistas”, ha detallado. Por eso, el PP ha planteado una deflactación de las tablas del 2,5%. 

Iñaki Oyarzabal. “Lamentamos el rechazo a rebajar impuestos a autónomos y familias, a potenciar inversiones que reactiven la actividad comercial en Vitoria-Gasteiz y al refuerzo de los servicios sociales”

Además, Oyarzabal ha considerado que las deducciones para personas cuidadoras “se quedan muy cortas y van a beneficiar a muy pocas personas”. Desde el PP han querido ampliar las cuantías y supuestos de deducción de IRPF para la contratación de asistentes personales y cuidadores de personas con dependencia o discapacidad, mayores de 80 años y menores de 12 años. Frente a un impacto mínimo de la medida prevista por la Diputación, a no más de 450 personas, la propuesta del PP es una medida con mayores cuantías a todos los dependientes y personas con discapacidad, más de 10.000 en Álava. “Pero el PNV y el PSOE se han negado”, ha apuntado Oyarzabal. Una medida propuesta por el PP que indirectamente favorece el empleo y lo dignifica en el ámbito de los cuidados, en los que sigue existiendo también una parte de economía sumergida que hay que atajar, y sin lugar a dudas esta medida contribuye a ello.

Además, el PP de Álava ha propuesto un Plan de Reactivación en Vitoria-Gasteiz con inversiones en revitalización urbana y restauración edificios singulares, plan comercial y reactivación dirigido a autónomos y pymes, “en el que no han querido entrar a negociar”, ha detallado el líder del PP alavés. Asimismo, PNV y PSOE tampoco han adquirido ningún compromiso de mejora de las inversiones en Vitoria que apoye a los autónomos y al tejido productivo, ni de la mejora de los servicios básicos en la zona rural alavesa con inversiones para el asentamiento y la atracción de la población y actividad económica. También el PP ha apostado por la eficiencia energética y las renovables, al margen de Enargy, y las inversiones en polígonos e infraestructuras. Para Oyarzabal está claro, “PNV y PSOE no han querido negociar ni los presupuestos ni la norma de acompañamiento de reformas fiscales. No quieren mejorar las reducciones a las personas cuidadoras, no quieren dar un impulso al comercio en la ciudad, no quieren invertir en nuestro territorio. Estos presupuestos vuelven a dejar desatendidos a autónomos y comerciantes”. 

Por otro lado, ante el anunciado acuerdo presupuestario en Euskadi entre PNV y Bildu, el presidente del PP de Álava ha declarado que “estamos ante el empeño del PNV y PSOE de buscar como socios a Bildu. En Madrid son socios de Bildu y Podemos y quieren repetir en todas partes un frente con Bildu”. Para Oyarzabal, lo que ha ocurrido en el Gobierno Vasco es “la certificación de que el PNV está empeñado en buscar un frente de la mano de Bildu, que claramente genera incertidumbre entre empresarios que crean empleo y nos aboca a un escenario de inestabilidad y ahuyenta las inversiones”. “Que el PNV pacte la política económica y la educación con Bildu va en contra claramente de una mayoría de alaveses”, ha sentenciado y anunciado que “este acuerdo va a defraudar por completo a gente que votó al PNV para frenar a Bildu porque al final votar al PNV sirve para que Bildu condicione las políticas”. Por último, Oyarzabal ha señalado que “el sanchismo se extiende y este acuerdo PNV, PSOE, Bildu nos coloca como la única alternativa razonable de gobierno en Álava”.

El PP pide menos impuestos y más inversiones para reactivar la economía de Álava

  • El reto ahora es reactivar la economía, proteger la industria alavesa, apoyar a los autónomos y los sectores que más han sufrido en la pandemia, reforzar las prestaciones sociales y revitalizar comercialmente Vitoria. 
  • El PP plantea una revolución fiscal con rebaja del IRPF en todos los tramos de renta, una fiscalidad favorable a las empresas que mantengan y creen empleo.
  • Exigen más inversiones del Gobierno Vasco en Álava y rechaza la nueva Ley de Aportaciones que vuelve a perjudicar a los alaveses.
  • La gestión del PNV en estos dos años de gobierno ha sido “muy pobre”, plagada de incumplimientos. Dos años después siguen sin presentar un plan estratégico de gobierno como le exige la ley. “El PNV no tiene un plan, ni para Vitoria, ni para Álava”. 
  • Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava: “Si con la que está cayendo al PNV solo se le ocurre proponer una desgravación a las empresas para comprar bicicletas, nos parece una broma. Es el espejo de una gestión absolutamente nula”. 

23 septiembre 2021.- El PP de Álava ha pedido menos impuestos y más inversiones del Gobierno Vasco para reactivar la economía alavesa. A pocos días de celebrarse el debate en el Pleno de Política General en las Juntas Generales de Álava, el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, ha manifestado que la gestión del PNV en estos dos años de gobierno ha sido “muy pobre”, plagada de incumplimientos. “Dos años después siguen sin presentar un plan estratégico de gobierno como le exige la ley. El PNV no tiene un plan, ni para Vitoria, ni para Álava”, ha señalado. 

“Proponemos una rebaja del IRPF en todos los tramos de renta y una fiscalidad favorable a las empresas que mantengan y creen empleo”.
Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava

Oyarzabal ha explicado que, en el caso de la Diputación Foral de Álava, la Norma Foral les exige presentar un plan estratégico de gobierno y “no lo conocemos”. “No saben qué hacer, no tenían un plan de inicio de legislatura y siguen sin presentarlo, lo que confirma una política errática, de bandazos y sin ninguna decisión de calado”, ha apuntado. 

Por el contrario, el presidente de los populares alaveses tiene claro cuáles son los retos fundamentales en los que, desde el Partido Popular, trabajan: reactivar la economía, siendo necesario tomar medidas urgentes para aprovechar la recuperación y proteger a la industria alavesa y ayudar a los autónomos y sectores que más han sufrido la pandemia. Según ha indicado, “parece que todos coincidimos en los objetivos, pero no compartimos cómo llegar a ellos”, por ello ha añadido que “es fundamental apoyar a los autónomos y pequeña y mediana empresa alavesa, estableciendo programas de ayudas directas a los sectores más afectados por la crisis porque las que anunció el PNV o no han llegado o han sido insuficientes”. 

Oyarzabal ha puesto en duda una de las últimas medidas propuestas por el PNV en la Diputación de Álava. “Si con la que está cayendo al PNV solo se le ocurre proponer una desgravación a las empresas para comprar bicicletas, nos parece una broma. Es el espejo de una gestión absolutamente nula”, ha señalado.

Desde el PP apuestan por una rebaja de impuestos, como ha planteado el grupo popular en el Ayuntamiento de Vitoria, esta vez en la Diputación para aprovechar los instrumentos que tiene la hacienda foral. Oyarzabal ha apuntado que se trata de una revolución fiscal con rebaja del IRPF en todos los tramos de renta, “que beneficie a las familias, una fiscalidad favorable a las empresas que mantengan y creen empleo y la supresión del impuesto de sucesiones y el de patrimonio”. En definitiva, “una política fiscal de rebaja real, ni de contener ni de aplazar pagos”, ha remarcado. 

Por otro lado, Oyarzabal ha considerado muy necesario exigir más inversiones del Gobierno Vasco en Álava, “Álava necesita una inyección millonaria del Gobierno Vasco, si no, este territorio no saldrá adelante”, ha vaticinado. Más aún en este momento “en el que el PNV está tratando de imponer una Ley de Aportaciones que vuelve a perjudicar a Álava”. “Necesitamos que los impuestos de los alaveses reviertan más en Álava, y que la Diputación y los ayuntamientos tengan más capacidad financiera para hacer frente a sus necesidades”, ha insistido. Para el líder de los populares alaveses, la nueva Ley de Aportaciones es “un corta y pega de la ley anterior y tiene los mismos defectos, pero cada vez se le paga más al Gobierno Vasco y a Álava le queda menos, casi 17 millones de euros menos”. 

Dentro de las prioridades que se marca el Partido Popular, también se halla el reforzar todas las prestaciones sociales, a los mayores, a la dependencia, pero especialmente la enfermedad mental y la discapacidad intelectual, cuyas listas de espera han aumentado un 55% y 45% respectivamente. “Muchas familias llevan más de dos años esperando, con lo que eso conlleva de carga para ellas”, ha puntualizado e insistido en que “el PNV está deteriorando los servicios sociales alaveses, mientras que desde el PP reclamamos una financiación que nos permita ser pioneros”.

Otro de los retos fundamentales es revitalizar comercialmente Vitoria. Para Oyarzabal urge un Plan de Comercio para la ciudad porque “la situación del comercio en el centro en la ciudad es el espejo de la lamentable gestión del PNV en estos años”. 

Según ha señalado el presidente del PP de Álava, el problema radica en que “el PNV alavés no quiere darse cuenta de la Álava real, de la situación real que viven los alaveses”. En su opinión, “el PNV se presenta sin liderazgo, sin un proyecto consistente y sólido y se dedica a dar bandazos” y ha añadido que “en estos dos años de gobierno, no se ha visto ninguna inversión seria y potente. Está claro, al no planificar se pierden oportunidades para invertir y para ayudar a empresas y familias”. 

El PP cuestiona la gestión de la Fundación Vital, donde el PNV multiplica cargos y sueldos

  • La sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco considera que al director gerente, que la Fundación despidió y tuvo que ser readmitido, le se han suprimido “las facultades más importantes”.
  • Los populares alaveses creen que este nuevo fallo de la Justicia evidencia aún más la mala gestión del PNV en la Fundación Vital.
  • Miguel Garnica, coordinador general del PP de Álava: “Es un capricho del PNV que para un puesto haya dos directores generales, no tiene sentido y es un escándalo. Son dos sueldos de más de 80.00 euros para un mismo trabajo, 160.000 euros en total al año, por lo que sobra un gerente de la Fundación”. 
  • “Se gasta en estructura cuando lo importante es gastar en inversiones”. 
  • El PP ha pedido que se tomen medidas de inmediato, se ahorre en gastos superfluos y se invierta en los sectores más afectados por la crisis como pymes, pequeñas empresas, comercio, hostelería y autónomos, además del sector social.

22 julio 2021.- El PP de Álava ha cuestionado la gestión de la Fundación Vital, tras conocer la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que considera que al director gerente, que la Fundación despidió y tuvo que ser readmitido, le se han suprimido “las facultades más importantes”. Para los populares alaveses, el mandato del PNV al frente de la Fundación Vital Fundazioa se caracteriza por una “mala gestión” que se ha evidenciado aún más tras conocer este último fallo del TSJPV.

En opinión del PP de Álava, desde la llegada del PNV como gestor de la Fundación se han multiplicado los cargos y los sueldos. El coordinador general de los populares, Miguel Garnica, ha denunciado que “se han hinchado los gastos de representación y eso es un escándalo”. Garnica ha explicado que “el hecho de que en un puesto haya dos directores generales no tiene sentido y es un escándalo. Son dos sueldos de más de 80.000 euros para un mismo trabajo, por lo que sobra un gerente de la Fundación. En este sentido, no ha dudado en tildar de “capricho del PNV” estos gastos de dirección. 

El coordinador general del PP de Álava ha añadido que lo que ha hecho el PNV en la gestión de la Fundación es “una chapuza”. “Despiden al gerente y la Justicia dicta que le tienen que readmitir, como han puesto a otro en sustitución y no hay trabajo para los dos, recortan las funciones del que despidieron, pero se siguen gastando en cada suelo más de 80.000 euros, un total de 160.000 euros al año”, ha señalado. 

Para Garnica, esta situación “no se puede consentir, se gasta en estructura cuando lo importante es gastar en inversiones”. Por ello, ha pedido que se tomen medidas de inmediato, se ahorre en gastos superfluos y se invierta en los sectores más afectados por la crisis como pymes, pequeñas empresas, comercio, hostelería y autónomos, además del sector social.