El PP de Vitoria destapa que la obra del BEI del PNV de Urtaran “no cumple la Ley”

– Vecinos han pedido amparo a la Síndica, quien subraya en un informe que “no respeta la normativa de accesibilidad”

– El PP urge “solucionar” de inmediato todos los “incumplimientos”: “es inconcebible hacer una obra que incumple la normativa. Esta obra es un paso atrás en Movilidad, con graves perjuicios para los peatones”

– “En vez de ser un proyecto nuevo que trae mejoras, nos está destrozando la ciudad. Este barrio antes tenía unas aceras anchas y ahora es una chapuza. En una zona con una Residencia de Personas Mayores y al menos 6 centros educativos, el peatón sale perjudicado, la obra no cumple la Ley de Accesibilidad. Todo por el empeño del PNV y de Urtaran en este autobús innecesario, un despilfarro de dinero público que ya va por 76 millones de euros y que nos está destrozando la ciudad”, ha dicho Leticia Comerón

15-febrero-2021.- El PP de Vitoria ha destapado hoy que la obra del bus exprés del PNV de Urtaran “no cumple la Ley” en la anchura mínima de las aceras. En declaraciones a los medios de comunicación en la calle Salbatierrabide de Vitoria, la portavoz del PP, Leticia Comerón, ha revelado que al menos en cinco puntos del trazado el proyecto “incumple la Ley de Accesibilidad”.

Precisamente en esta calle Salbatierrabide, entre los números 28 a 46, frente a la Residencia de Mayores Igurco, la acera se ha estrechado enormemente hasta lo mínimo exigido por Ley, 2 metros, lo cual impide ahora colocar mobiliario urbano, como las farolas para iluminar la calle previstas en el proyecto. Esta acera no se ajustaría, por tanto, a la normativa vigente de accesibilidad, por lo que el Ayuntamiento habría decidido, según ha sabido el PP, “no colocar las 6 farolas previstas ni una papelera”. Lo que a juicio del PP es una “auténtica chapuza”.

En otro punto en la misma calle, dos aceras que se han renovado totalmente tienen dos pasos de cebra que no cumplen la Ley de Accesibilidad. En un tercer punto en la calle Álava con calle El Caserío, la acera, tras colocar un semáforo, es inferior a 2 metros y, por tanto, tampoco cumpliría la normativa de accesibilidad. En cuarto lugar, junto al polideportivo Mendizorroza. Y, por último, en Paseo de la Zumaquera, a la altura del nº 74, una marquesina del BEI delante de un negocio le tapa ahora toda la fachada y con su depósito de periódicos la acera queda con menos de los 2 metros exigidos por Ley.

“Priorizan el BEI en perjuicio de los peatones”, ha denunciado la portavoz de los populares quien ha criticado que este autobús “en lugar de ser un avance para el peatón y para la movilidad y la sosteniblidad en la ciudad, es todo un paso atrás, con graves perjuicios para viandantes, que son los que salen perjudicados, y para la movilidad en general, porque tampoco hay espacio para bicicletas”. “Y todo esto en lo que se supone que es una Green Capital”, ha añadido.

“En vez de ser un proyecto nuevo que trae mejoras, nos está destrozando la ciudad. Este barrio antes tenía unas aceras anchas y ahora es una chapuza. En una zona con una Residencia de Personas Mayores y al menos 6 centros educativos, el peatón sale perjudicado, la obra no cumple la Ley de Accesibilidad. Todo por el empeño del PNV y de Urtaran en este autobús innecesario, un despilfarro de dinero público que ya va por 76 millones de euros y que nos está destrozando la ciudad”, ha censurado.

“No respeta la normativa de accesibilidad”: Informe de la Síndica, a quien han pedido amparo los vecinos

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria ha urgido al alcalde Gorka Urtaran a “solucionar” de inmediato todos los incumplimientos a lo largo del trazado del BEI. “Es inconcebible hacer una obra y que incumpla la normativa”, ha incidido.

También ha relatado que vecinos de la zona están tan preocupados que, por un lado, se han conformado en asociación y, por otro, han pedido amparo a la Síndica por los incumplimientos de la normativa de accesibilidad. En los últimos días, en el Buzón Ciudadano también se acumulan quejas por la misma cuestión.

La Síndica ha pedido explicaciones al Gobierno de PNV y PSOE en un informe enviado a Espacio Público en el que señala que “no se respeta la normativa de accesibilidad” y subraya la “obligación de que las aceras cuenten con 2 metros libres de obstáculos, según la normativa vasca de accesibilidad”. También pregunta “si se ha dado traslado del expediente al Consejo Vasco de Accesibilidad por considerar que este diseño no se ajusta estrictamente a la normativa técnica vigente y, en caso negativo, motivo por el que no se ha procedido a ello”.

El PP de Vitoria recuerda que este BEI se ha implantado en Vitoria en una línea que ya estaba cubierta por autobuses y que las obras están destrozando la Vitoria Green Capital que todos conocíamos, talando 560 árboles, eliminando 1.000 aparcamientos y generando más atascos y contaminación en varios puntos de la ciudad tras haberle dotado de un carril exclusivo. Y todo ello con el escandaloso gasto de 76 millones de euros, con 33 millones en sobrecostes y troceado en 17 contratos diferentes.

Graves perjuicios a peatones. Vecinos han pedido amparo a la Síndica quien ha emitido un informe en que señala que no se respeta la normativa de accesibilidad